15
Sep

Trabajadores en USA y Europa

Escrito el 15 Septiembre 2006 por Cristina Simón en Uncategorized

Me encuentro en Boston durante unos meses con ocasión de una estancia de investigación en MIT. Uno de mis objetivos era tomar el pulso al estado ‘real’ del mercado laboral y los trabajadores en USA. La experiencia demuestra que los modelos que se implantan en esta economía terminan llegando con fuerza al cabo de un par de años –cada vez antes gracias a la tecnología. Así que es interesante analizar qué está pasando en la cuna de la globalización desde el punto de vista de sus recursos humanos.

Las primeras percepciones de los entornos laborales no me parecen muy diferentes a las que vivimos cada día en nuestro contexto cercano. Largas jornadas de trabajo –a pesar de las diferentes costumbres horarias para comidas y cenas-, grandes dificultades para gestionar la vida personal, y mucha incertidumbre para los profesionales. La sombra de la deslocalización o las restructuraciones se cierne sobre muchos de los trabajadores, no solamente en los niveles más operativos sino también en niveles de gestión. El agravante en este caso es la falta de cobertura pública para muchos beneficios que en Europa consideramos un derecho adquirido, como las pensiones o la sanidad.


Algunos académicos (del área de RRHH, por cierto) no pierden la ocasión de resaltar ante los foros económicos la contradicción que supone intentar basar la competitividad del futuro en el capital humano mientras se trata crecientemente al empleado como ‘material fungible’. En los estudios que estamos llevando a cabo desde el Centro de RRHH a nivel europeo (‘La Competitividad y la Relación Laboral en el siglo XXI’) estamos encontrando evidencias de que en los países más competitivos (desde el punto de vista puramente macroeconómico) los trabajadores perciben un grado significativamente mayor de flexibilidad y autonomía en sus trabajos. Se sienten más libres y capaces de organizar su propia actividad y participar en la toma de decisiones. Desde esta perspectiva general, parece que ambas partes (trabajador y empresa) salen beneficiadas. ¿Por qué será entonces tan difícil ponerlo en práctica en el día a día del trabajo?

Comentarios

Clarissa 21 Enero 2015 - 21:48

Mi mejor libro es, un año sin pantalones, donde se puede ver una genial manera de gestionar personas, con mucha libertad, más de lo que uno puede creer.

http://telegram.tips/category/telegram/

Aurea 9 Diciembre 2016 - 16:50

En la empresa que estaba trabajando de lavadoras también pasaba lo mismo, al final decidí montarme por mi cuenta y lo que hice fue hacer una página web en la vendo mis productos como yo quiero. Me quito de problemas y estoy más tranquila.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar