18
sep

El talento no tiene edad

Escrito el 18 septiembre 2006 por Cristina Simón en Mercado laboral

Uno de nuestros alumnos nos recuerda en el Foro sobre Mercado Laboral que mantenemos en la Comunidad de RRHH de Global Communities que a partir del 1 de octubre entra en vigor en Gran Bretaña su Ley de igualdad en el Empleo (Employment Equality (Age) Regulations). Otra medida del gobierno británico que, junto a programas como HSMP (High Skilled Migration Programme), prepara su mercado laboral para las previsibles carencias de talento que nos deparará la evolución demográfica. Obviamente es un problema de eliminar prejuicios y discriminación. En el caso de HSMP era la inmigración -tanto alumno cualificado que tras su Master en el IE tiene que abandonar nuestro país por problemas de papeleo, tanto talento perdido para nuestra causa-. En el de EER pretende eliminarse la discriminación por razones de edad.

A partir del 1 de Octubre, un trabajador tiene derecho a reclamar la continuación de su vida laboral más allá de la edad de 65 años. Tan simple como esto. Eliminar la edad del criterio de rendimiento del empleado. Ya no se es menos productivo o peor trabajador a medida que uno se acerca a los 60. Claro que muchas facultades merman con el paso del tiempo, pero otras muchas ganan con la madurez y la experiencia. Lo decide el propio profesional.

La medida es muy bienvenida (ojalá vayamos por este camino en el resto de la UE, que no pasamos de tímidos intentos), pero resultará insuficiente si no va acompañada de la aceptación por parte de las empresas y los correspondientes cambios en las culturas y procedimiento organizativos. Cada colectivo de trabajadores posee sus peculiaridades psicológicas y sociales… y la empresa no necesariamente está preparada para gestionarlas…

El debate sobre estos nuevos colectivos emergentes está bastante bien centrado en el libro ‘Workforce Crisis: how to beat the coming shortage of skills and talent’ (Harvard Business School Press, 2006). Con independencia del paso que lleven los gobiernos, el campo está abierto para que las empresas, que tan velozmente se anticipan y adaptan a otros mercados, lo hagan también al laboral.

workforce crisis.png

Comentarios

javi 19 septiembre 2006 - 10:02

La noticia suena bien pero¿que pasa en el caso que una persona no quiera jubilarse y sus capacidades esten mermadas? ¿le puede jubilar la empresa?¿tendra que demostrar la empresa que su capacidades estan mermadas?¿le pondran a dar paseos por la empresa hasta que el quiera?

Cristina simon 19 septiembre 2006 - 15:06

En tu comentario creo que hay varios temas cruzados. Desde mi entendimiento de la ley, la regulación no afecta a los casos en los que el trabajador decida retirarse -sobre todo, que es lo importante, en términos de acceso al sistema de pensiones-. Por eso decía que la decisión es del trabajador.

El otro aspecto de tu pregunta tiene que ver con la parte de compromiso ‘micro’ de la empresa. Si un empleado decide seguir trabajando y se le niega el derecho o se le aparca, la ley contempla que lo denuncie formalmente… pero mi percepción es que serán muy pocos los casos que lleguen a hacer esto si las empresas reaccionan de forma escéptica ante la situación…

Dejar un Comentario

*