22
Sep

El poder de las etiquetas

Escrito el 22 septiembre 2006 por Cristina Simón en Competencias RRHH

Llama la atención una noticia publicada en Expansión & Empleo hace unos días comentando el cargo de Director de Cultura Corporativa. Así como en otras áreas de la empresa han nacido y crecido nuevos puestos según el signo de los tiempos (como por ejemplo el Chief Information Officer o CIO), en RRHH no nos hemos prodigado en nuevas etiquetas. La aparición de este rol de Director de Cultura Corporativa resulta tan sugerente que, aunque la noticia se centre tan sólo en un caso de una empresa particular, ya merecería la pena explorar sus posibilidades de cara a la tan necesaria venta interna de la función.

La misión fundamental del puesto, como su nombre indica, parece ser salvaguardar los principios y valores culturales básicos de la empresa a medida que ésta crece y se dispersa geográficamente. Esto implica una labor de tipo procedimental -mantenimiento y comunicación de normas y regulaciones internas, códigos de conducta, beneficios, etc- y sobre todo la comunicación permanente de cómo evoluciona la empresa a lo largo del tiempo en función de los valores introducidos por su fundador…

Lo más interesante desde mi punto de vista del caso es que este Director de Cultura reporta directamente al Consejero Delegado y, sobre todo… forma parte del Comité de Dirección!!. Me encantaría ver por un agujerito una reunión de éstas… ¿Cómo se plantearán los temas de cultura en un foro de este tipo? ¿Qué puntos se incluyen en el orden del día referentes al mantenimiento de la cultura? ¿Cómo engarzarlos con la marcha del negocio, las finanzas de la empresa o la gestión de los accionistas?

Hay que seguir el caso, sin duda. De entrada, la etiqueta del cargo, unida al poder asociado a su nivel, es extremadamente sugerente. Como discutimos siempre con los alumnos, este tipo de medidas envía potentes mensajes a los empleados -sobre lo que los máximos niveles consideran importante para la buena marcha del negocio. Su efecto no es nada despreciable. Y a lo mejor es tiempo de que vayamos cambiando algunas etiquetas también en las áreas de RRHH…

Comentarios

Natalia Sanz 2 septiembre 2015 - 23:28

El tema de las etiquetas era importante en 2009, pero no es menos importante en 2015. Es un artículo que se puede reciclar perfectamente para los días que vivimos.

En mis bodas de plata presenciamos una discusión entre un community manager (que gestiona redes sociales) y un (seo); y ya podías ser la Reina de España o el Presidente de Estados Unidos, que allí nadie cuestionaba su “etiqueta”;y no solo eso, estaban super orgullosos de portarla.

Historias para no dormir…

Aurea 12 diciembre 2016 - 16:34

Pues yo si creo que todavía tiene cierto poder, no es lo mismo ser un banquero que trabajar de cajero en un banco, evidentemente no tiene el mismo peso decir que eres dueño de un banco a trabajar para el mismo, al igual que no es lo mismo decir que tengo una cuenta abierta en bbva o una en cajamar. Evidentemente no es lo mismo y nunca será lo mismo, por lo tanto las etiquetas hoy en día tienen poder y lo seguirán teniendo.

Lola 4 enero 2017 - 02:04

Las etiquetas siempre son importantes ya sean para un evento seo o para cualquier otra cosa.

Santiago 12 enero 2017 - 04:56

Cualquier congreso seo debe tener su propia identidad, bien con estas etiquetas o con las que la comunidad le quiera dar.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar