23
Oct

De nuevo la batalla por el talento

Escrito el 23 Octubre 2006 por Cristina Simón en Mercado laboral

Parece que la batalla por el talento vuelve al panorama de RRHH con bríos renovados. Desde el –fúnebre- panorama demográfico que nos espera en los próximos años, y con escasas propuestas de soluciones desde el ámbito público –seguimos sin ver estrategias de atracción de inmigración cualificada a pesar de tan buenos ejemplos por parte de otros países-, deberíamos empezar a ver el terreno de la batalla y, sobre todo, el armamento de que piensan hacer uso las empresas.

Creo, sin embargo, que antes de lanzarse a la refriega, hay algunos puntos que deberían clarificarse. Por ejemplo: ¿qué quiere decir ‘gestionar el talento’? Aquí se abren dos filosofías diferentes, que podríamos llamar exclusiva e inclusiva. La primera de ellas, obviamente elitista, está basada en conseguir a los mejores. La organización de talento es un Centro de Excelencia desde el punto de vista de sus empleados. Su estrategia se basa en tener a las ‘estrellas’ de su sector. Hay que buscarlos en el mercado, atraerlos y después retenerlos. Y, por supuesto, capitalizarlos…

La estrategia inclusiva, por su parte, está orientada al desarrollo. La idea aquí no es tanto orientarse a una élite, sino contar con un grupo diverso de empleados, trabajando su adecuación a las tareas a desarrollar y sobre todo su compromiso con la empresa. Sin restarle mérito al individuo, esta estrategia lo ve en interacción con otros muchos aspectos de la organización, y busca la ecuación óptima para conseguir el éxito.

Personalmente me parecería muy triste volver al tipo de batalla exclusivista, que ya vivimos en España en el nacimiento de la telefonía móvil. Atracción a golpe de talonario, subidones en el escalafón de gestión para justificar concesiones desaforadas a un tipo de profesional caprichoso y mercenario –lo cual en mi opinión pone en duda su talento ;-)). Hay que decir (en su defensa) que entraron al juego desde las reglas que impusieron las propias empresas, que son quienes inician la batalla.

En cualquier caso, existe un argumento de base que hay que considerar de partida: ¿Cuántas ‘estrellas’ brillan en el mercado laboral? Al final, el talento es un argumento estadístico, que entra en debate cuando el mercado se estrecha. No existen los superhéroes. La inmensa mayoría de las personas somos normales, del montón, mejores en algunas cosas y peores en otras. Si alguna evidencia ha surgido del mundo de las organizaciones en los últimos años es el poder de los equipos de trabajo, las redes, el efecto multiplicador de varios individuos puestos con ganas a conseguir un objetivo común. Ésta es la fuente de verdadero talento… difícil de encontrar en el mercado del talento individual.

Comentarios

Uxio Malvido 25 Octubre 2006 - 10:48

Por un lado, el mero argumento estadístico sobre el talento individual nos lleva, como apuntas, a gestionar la diversidad.O es que no hay talento, por ejemplo, entre nuestros inmigrantes llegados de Ecuador, Rumanía o Marruecos?? Tendemos a visualizar el talento de forma muy estereotipada: varón blanco español heterosexual con MBA y sin discapacidades visibles. Empezar a ver otras realidades nos ayudaría a ampliar nuestra base prospectiva de talento.

Por otro lado, lo cierto es que más allá del momento “exclusivo” e individualizado de la atracción y selección, lo crítico es crear un ambiente “inclusivo” para que los distintos empleados se sientan a gusto para contribuir al máximo y crecer en la organización. Y aquí no deberían caber élites, sino tan solo colectivos diferenciados, con distintas prioridades de desarrollo.

No parece, pues, que tenga que existir antagonismo entre estrategias inclusivas y exclusivas. Se pueden combinar ambas a lo largo del ciclo de vida del empleado en la organización.

cristina simon 31 Octubre 2006 - 01:48

Pero no crees, Uxio, que cuando se sigue una estrategia exclusivista es dificil crear un clima de inclusion? A mi me preocupa esta vision de ‘los mejores’ porque genera un ambiente de elitismo que, encima, no me parece real, porque es que los mejores no son necesariamente tales… simplemente es que de repente hay pocos donde elegir!

Uxio 31 Octubre 2006 - 21:15

Existen riesgos, sin duda. Pero las compañías tratamos de forma diferente a empleados diferentes, de modo habitual y bastante antes de que existiera la “batalla por el talento”.
Todo dependerá de los mensajes y acciones que se realicen con el “talento” y con el resto de la organización.
Y no es sólo cuestión de escasez… es cuestión de contribución y aprendizaje. Y para ambas cosas, el “talento” tendrá que incluirse en el
resto de la compañía.

Gorka Goikoetxea 5 Septiembre 2016 - 18:17

En mi opinión la concepción de talento ha cambiado. Hemos pasado de un perfil especialista que en la mayoría de los casos terminaba haciendo de todo. Con las nuevas politicas de gastos de las empresas creo que la tendencia será la contratación de Knowmads. Entiendo el concepto knowmad o nómada del conocimiento como una actitud. Es un profesional con inquietud constante por formarse. Aporta conocimiento, creatividad e innovación y trata de adaptarse a cualquier tarea, equipo o espacio de trabajo.
Para qué tener un único perfil a jornada completa pudiendo disponer de especialistas diferentes contratados por horas y con una disponibilidad geográfica mucho más versátil.

Lola 28 Abril 2017 - 02:32

Sin lugar a dudas la lucha por el talento va a existir siempre, trabajes en el nicho que trabajes, sea en una oficina, en empresas de hosting o en lo que sea, siempre vamos a tener luchas por el talento.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar