10
Ene

El desencuentro

Escrito el 10 Enero 2007 por Cristina Simón en Uncategorized

Un reciente estudio publicado por Watson Wyatt y WorldatWork resalta el desencuentro que existe entre empleadores y empleados en un gran porcentaje de compañías. Según sus datos, las preferencias de los trabajadores están cambiando. El 71% de los empleados encuestados (escogidos por las empresas como los mejores) destacan el salario como su mayor prioridad en el trabajo, el factor por el que se cambiarían de empresa . Por el contrario, parece ser que tan sólo el 45% de las empresas identifican el factor salarial como importante para sus trabajadores. Los empleadores escogen aquellos aspectos que supuestamente han sido importantes en los últimos años: las oportunidades de promoción y el desarrollo de carrera, es decir, las claves del famoso concepto de ‘empleabilidad’ que tan de moda ha estado hasta ahora.

Aunque el estudio es muy parcial y se ha realizado solamente en Estados Unidos –y por ello hay toda una discusión sobre los beneficios sociales y las coberturas médicas que en Europa pierde mucho sentido-, este fenómeno de desencuentro que refleja es interesante. ¿Es verdad que ha cambiado el valor que los trabajadores conceden a todas estas cosas? ¿Por qué? ¿O los empleados nunca hemos dejado de valorar el salario, y las oportunidades de desarrollo y promoción han supuesto un espejismo con el que consolarnos en momentos de bajo ciclo económico?

Creo que no hay ninguna duda de que el desencuentro entre empleados y organizaciones es un fenómeno común en el mundo de los negocios. Lo cierto es que filosofía empresarial no pretende tener satisfechos y contentos a cada empleado en su individualidad, lo cual sería seguramente ruinoso y poco eficiente desde su lógica. La empresa intenta conseguir un ‘suelo’ de satisfacción general que permita cumplir la ley de grandes números en términos de masa salarial y rotación, básicamente. Éstas son las leyes de la equidad interna empresarial, difíciles de cambiar aunque la mayoría de los empleados pueda no estar de acuerdo con ellas.

Uno de los datos más curiosos es el que compara el valor concedido por empresa y empleados a la relación con el jefe: es una razón de peso para el 31% de las empresas, mientras que solamente lo es… para el 8% de los trabajadores… no me cuadra nada. Seguramente hay un sesgo importante en la muestra: los encuestados son los considerados ‘top performers’, que por lo que parece van sobrados de desarrollo, promoción y autosuficiencia con respecto a sus jefes… pues si éste es el panorama… igual es mejor ser un performer del montón…

Comentarios

Uxio Malvido 16 Enero 2007 - 14:52

Efectivamente, numerosos estudios apuntan a un desencuentro creciente entre empleados y empresas. Esto se manifiesta en los “employee engagement index”. Las empresas piden mayor compromiso y esfuerzo pero a cambio ofrecen menos seguridad laboral y menos desarrollo de carrera. Los empleados perciben que su contrato psicológico con la empresa es por tanto más “transaccional” que “relacional/emocional” y por lo tanto lo que demandan es transacción (=dinero). Las piezas encajan.

Mauricio Navarro 16 Enero 2007 - 22:06

Estoy de acuerdo en las diferencias entre lo que el empleado y el empleador buscan. Lo que me parece mas interesante es la falta de capacidad de las empresas en reaccionar a estas necesidades de los empleados. O sera la inconsistencia en las respuestas de los empleados ante dichas encuestas?

Me es dificil creer que cada año estas encuestas presenten grandes diferencias entre lo que busca el empleado y lo que ofrece la empresa. No hace mucho tiempo, creo que ni dos años han pasado, se decia que al empleado lo que mas le preocupaba era su desarrollo dentro de la empresa, por encima del salario. Ahora que las empresas ofrecen grandes oportunidades de desarrollo, las encuestas VUELVEN a demostrar este gap de oportunidad…ahora a la inversa, siendo el salario lo mas importante.

Hay que tener mucho cuidado con la informacion que se presenta en estos dias, es mejor hacer el analisis interno en cada empresa y buscar la satisfaccion de los empleados, sobre todo los de alto potencial.

Cristina Simon 22 Enero 2007 - 15:43

Creo que tienes toda la razón, Mauricio. Aunque yo creo que hace más de dos años que venimos revisando la importancia de otros factores de desarrollo y empleabilidad sobre la retribución pura… a mí me parece que esta reacción, si nos creemos los datos del estudio, obedece al estrechamiento del mercado laboral, que está concediendo mayor capacidad de negociación al trabajador, al haber poca demanda alternativa. Es como si, mientras sabemos que no hay nada que hacer en cuanto al incremento de salario, buscamos otras mejoras (por eso el concepto de empleabilidad resulta tan atractivo, porque alude a la posibilidad de encontrar alternativas más lucrativas o con más futuro). Pero en cuanto sube el valor de mercado del profesional… la tendencia es a volver a reivindicar salario…

Clarissa 23 Febrero 2015 - 03:15

Considero un estudio que vale la pena analizar, creo que es muy común en el sector de la construcción

http://casetasprefabricadasweb.com/precios-de-casetas-prefabricadas/

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar