10
Nov

Mujeres y modelos masculinos

Escrito el 10 noviembre 2007 por Cristina Simón en Desarrollo profesional

Aparece hoy un reportaje en el periódico El País sobre las carreras de las mujeres directivas, en el que se afirma que no son las mujeres las que están discriminadas en las empresas, sino las madres. Pues no estoy de acuerdo en absoluto. De nuevo pretende dejar fuera de la problemática –porque es un problema y gordo- a aquellas mujeres que no tienen compromisos familiares de hijos –ni siquiera se cuentan los compromisos de pareja, que también se resienten, y mucho, por los esfuerzos agotadores de las mujeres de intentar progresar profesionalmente.


La discriminación hacia las mujeres en las empresas es un problema de modelos simplemente, no hacen falta acciones intencionadas ni agresivas por parte de los hombres –que seguramente las habría en caso de ser necesario. El gran problema es que las empresas están hechas por hombres, lo cual supone que reflejan un modo de contemplar la vida absolutamente masculino. Y este modelo tiene muy poco que ver con el femenino. La discriminación está servida a través de las estructuras, las culturas, las políticas de RRHH –sobre todo los sistemas de incentivos y desarrollo de carrera profesional-. La empresa solamente premia rendimentos continuos y en constante crecimiento –como el mundo de los negocios, por otra parte-. Otros valores como la sostenibilidad en el largo plazo ni se consideran, no cuentan. Y las posibles carreras discontinuadas durante unos años o con ‘mesetas’ de dedicación para atender otros temas personales ni se plantean ni se consideran.

Y en este contexto, insisto, muchas mujeres no entramos al juego. Las que tenemos el privilegio de optar a puestos de trabajo flexibles lo hacemos, y aún así sufrimos la crisis de la compatibilidad de tantas responsabilidades durante el período de crianza de los hijos, o simplemente del mantenimiento de la pareja y el desarrollo de un proyecto de vida común. Y las que no tienen este privilegio, pues asumen su condición. Si son madres, se resignan ante la responsabilidad de la familia a costa de su carrera. Y si no lo son, intentan progresar en el mundo organizacional de las discusiones de fútbol, el relumbrón del cargo y la lucha por el territorio. En este contexto lo de la discriminación está fácil.

… Digo lo del fútbol porque un colega americano que ha estado las pasadas semanas en Madrid asistió a un partido del Bernabéu y comentaba alucinado que allí no se estaba viendo fútbol sino haciendo negocios. Y, por cierto, que no había una sola mujer en el palco. ¿Por qué será????

Comentarios

Senior Manager 11 noviembre 2007 - 14:21

En un post reciente dije:
…”que no comparto la opinión de que actualmente exista discriminación femenina pura y dura en las empresas. Más bien opino que realmente nos encontramos con algo que yo llamo “auto-discriminación femenina”.
En las distintas empresas en las que he trabajado, he notado un común denominador relacionado a las mujeres con potencial para ascender hacia puestos de responsabilidad: Ellas mismas se discriminan…Por lo general dejan pasar las oportunidades pensando en su condición de mujer y de cuanto deben sacrificar de sus vidas (personales) para poder afrontar todas las responsabilidades y sacrificios propios de estas posiciones.
Por supuesto que hay intentos de discriminación por parte de algunos, pero en nuestro mundo actual, dichos intentos son fallidos o pasan desapercibidos debido a que las empresas ya no ven el sexo de los candidatos como algo relevante y mucho menos prioritario, ahora toman en cuenta aspectos más importantes como la capacidad de liderazgo y la experiencia.”

Si quieres ver el post completo (parte I y II) te dejo los links…

http://multinationalcorp.blogspot.com/2007/10/luego-de-dejar-un-comentario-en.html

http://multinationalcorp.blogspot.com/2007/10/continuando-con-este-temaver-artculo.html

Uxio Malvido 11 noviembre 2007 - 17:40

El modelo dominante es masculino blanco occidental y me atrevería a decir que mayor de 40 años. Pero afortunadamente la masculinidad también está en deconstrucción y revisión. Un mundo más diverso se abre paso. Quizás cueste verlo en el día a día pero en períodos de tiempo más largo el cambio de modelos se hace más evidente.

Cristina Simón 12 noviembre 2007 - 17:43

Pues Senior, es que yo no entiendo qué quiere decir esto de la auto-discriminación… parece que das por hecho que el modelo es el que es, y al que no le gusta, pues se auto-discrimina, no? Es cierto que quizá deberíamos entrar en una batalla abierta contra el modelo existente para poder imponer el nuestro… atacar para conquistar el territorio… o sea, de nuevo con las herramientas masculinas, porque lo que es a hablar y comunicarse los varones se prestan poco… ¿ves por dónde van los tiros -nunca mejor dicho :-))?

Uxio Malvido 13 noviembre 2007 - 15:19

La línea de cuestionamiento del modelo más interesante es la consistente en demostrar que es profundamente beneficioso para la empresa incorporar diversidad de género. Eso hace que potenciar el desarrollo y retención de talento femenino pase a ser una prioridad de negocio. En ese sentido es muy relevante el estudio realizado entre empresas Fortune 500:

http://www.catalyst.org/knowledge/bottomline2.shtml

Cristina Simón 14 noviembre 2007 - 08:18

Qué buena referencia Uxío, gracias! Los datos coinciden con los que acabamos de analizar en el Club de Benchmarking de RRHH en el IE, donde la presencia de mujeres en el Comité de Dirección correlaciona fuertemente con medidas financieras y de negocio como la productividad o el EBITDA. Lo que me intriga es por qué ocurre esto… en qué cambia la gestión a estos niveles? Tienes referencias al respecto? Porque estaría bien ir más allá en el business case…

Uxio Malvido 14 noviembre 2007 - 17:11

Se trata de una “non-profit” americana que es referencia para temas de diversidad de género.
En cuanto a los por qué, no tengo referencias al respecto. Sospecho que la clave está en el impacto en la cultura de la organización. La relación entre cultura y business performance está muy documentada.
En cualquier caso tu insistencia en el ánalisis causal me resulta muy propia del paradigma ciéntifico dominante (masculino, of course). Hubiera esperado una visión más holística y centrada en comprender la visión de conjunto… :):)))

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar