14
Feb

¿Qué gana el profesional en la batalla por el talento?

Escrito el 14 febrero 2008 por Cristina Simón en Uncategorized

La evolución de las condiciones salariales de los profesionales en los últimos tiempos supone un verdadero desconcierto para los que analizamos este –aparente- fenómeno de la ‘batalla por el talento’ que se supone vivimos actualmente. Varios datos que se han publicado recientemente dan pruebas de ello.

Desde la lógica de esta batalla y de las leyes de mercado que la determinan, parece que la oferta de empleo para los jóvenes está superando la demanda, fundamentalmente por la caída de población de esta edad ya avisada por la ciencia demográfica tantos años antes. Los discursos de los responsables de selección parecen reforzar esta tesis. Uno esperaría que la empresa reaccionase mejorando la oferta salarial, como suele hacerse cuando –por las razones que sean- se dispara el valor de un tipo de profesional en el mercado laboral. Pues bien, bajo el titular ‘Licenciados cada vez más baratos’, El País reseña un estudio de la Universidad de Santiago que concluye precisamente lo contrario. No solamente bajan los salarios de primera entrada, sino que se incrementan también los ya elevados contratos en prácticas. Ignoro la capacidad del generalización del estudio al resto de España, aunque su autora afirma que la situación es similar. Lo cierto es que los jóvenes recién titulados no ven su panorama con las perspectivas optimistas que la batalla por el talento debería ofrecer.


Uno podría argumentar que todos nosotros hemos empezado nuestras carreras con salarios bajos y condiciones precarias, y hemos sabido que el progreso profesional sería el resultado de la acumulación de experiencia y el trabajo duro que la empresa exige. Así que se me ocurrió que quizá no estaba mirando en el segmento adecuado: quizá la batalla por el talento se estaba librando en el lado de la retención de los profesionales en la siguiente etapa de empleabilidad… pero de nuevo me encuentro con datos que lo refutan. Según el informe Tendencias Salariales 06-07 ICSA, en comparación con 2006 y teniendo en cuenta el descuento por la inflación, a lo largo de 2007 el salario medio de los directivos ha disminuido un 5,4 %, siendo este descenso de un 1% para mandos intermedios, de un 3,4% para empleados y de un 2,9% para operarios. Estas diferencias negativas se acentúan aún más en los casos de las grandes empresas, donde el recorte medio de salario para los directivos –se supone que el capital humano más valioso como colectivo- alcanza el 8,9%.

La verdad es que todos estos datos nos dejan en un mar de dudas. En primer lugar… ¿existe realmente esta batalla por el talento? Las empresas parecen afirmar que sí, pero no es ésa la opinión que parecen tener los profesionales, que no se sienten cotizados como deberían estarlo en tal contexto. ¿Se estará intentando compensar el salario con otras políticas, como la famosa conciliación, y tenemos que atender por tanto a otros indicadores? Ni la respuesta parece clara, ni fácil la forma de averiguarla.

Comentarios

Javier Sanz 14 febrero 2008 - 16:31

Los recien licenciados creo que no se pueden considerar talento. Tienen una supuesta formación especializada (digo supuesta porque la desconexión entre empresa y universidad en nuestro país es algo escandaloso) y pocas ganas de trabajar. Donde creo que las empresas nos estamos partiendo el pecho es en tratar de acaparar a los semi-senior (5 años de epxeriencia, bien formados en aspectos concretos, habilidades competenciales claras, …).

Cristina Simón 18 febrero 2008 - 19:23

Pues es lo que te digo, que no parece que la batalla se esté librando salarialmente, no sé cuál es tu impresión.

Por otra parte, para algunas empresas que contratan desde la base de la pirámide y quieren arrancar desde primeros empleos, los jóvenes sí se consideran talento. Es que el término está muy mal usado y con muchos significados distintos…

Senior Manager 19 febrero 2008 - 12:27

Yo creo que la respuesta es “depende”…El informe aglutina a todas las profesiones y en España tenemos verdaderas batallas por el talento en algunos y contados sectores como por ejemplo IT y ninguna batalla de talento en carreras sociales y económicas.
Por otro lado tenemos licenciados cuya calidad formativa está en entredicho y cuya formación dista mucho de la de los graduados de hace una década.
Esto es lo que ha hecho decrecer los sueldos a niveles tan bajos, pues es evidente que un recien graduado ya no es tan valorable como antes. Este hecho es preocupante pues incrementará aún más la deserción escolar e inclinará a los jóvenes a trabajar antes de graduarse…Otro factor en España es la inmigración, de donde podemos obtener licenciados “frescos” con deseos de trabajar y con pocas exigencias de sueldo, lo que acrecienta el problema a nivel general…

Aitor larrabe 27 febrero 2008 - 17:54

Pues desde el punto de vista de empresa he de decir que, de lo que yo veo, hay una neta escasez de talento, es decir que no hay talento disponible. Gente disponible para trabajar sí hay. Profesionales que marquen la diferencia en cuanto a capacidad, ganas, experiencia (o ganas de tenerla), y en fin:pinta de añadir valor a una situación existente… muy pocos.
No depende sólo de la seniority, ya que hay recién licenciados que demuestran capacidad intelectual y ganas (sobre todo los que no han estado quietos durante los estudios) sino más bien del espíritu de entender que para lograr ciertas cosas, te suelen pedir algo a cambio.
Al haber poco bueno, el precio crece.

DriersSig 12 octubre 2008 - 02:24

Hello.
🙂

“The birth took place at the couple’s home (just outside Oslo),” says the palace, adding mother and baby were both well.
Bye.

Clarissa 16 enero 2015 - 17:19

Yo considero que se gana experiencia. Aunque en Facebook las entrevistas son básicamente sobre matemáticas. Es decir, no se toma mucho los talentos blandos, sólo los duros.

http://reservadedominioweb.com/category/bienes/

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar