20
Mar

Hacerse freelance a los 55

Escrito el 20 marzo 2008 por Cristina Simón en Uncategorized

La revista Workforce dedica un breve artículo a analizar cómo los profesionales de la generación babyboom parecen estar cambiando de modelos de relación laboral en Estados Unidos. Parece que existe una tendencia creciente en este colectivo a consolidarse como freelancers, reduciendo el número de horas de actividad y, sobre todo, ganando la capacidad de elegir los proyectos en los que quieren involucrarse.


Así, a bote pronto, me parece una idea excelente, y espero que haya mercado para su puesta en marcha en Europa. Es cierto que los profesionales de USA están más acostumbrados a esquemas de trabajo más arriesgados que los europeos, y supongo que ello influye en las decisiones de abandonar la compañía y establecerse por su cuenta que pueda adoptar un empleado senior. También creo que la sociedad americana está más libre de prejuicios que la nuestra, en el sentido de que los ciudadanos se sienten más individualmente responsables y hacedores de su futuro. La cultura europea posee un admirable sentido de la solidaridad intergeneracional que marca las políticas de gasto público en los sistemas de pensiones. Ello, sin embargo, puede generar un efecto perverso -paternalista- por el cual muchos trabajadores que pasan los 55 se dejan llevar resignados hasta el momento en que cumplan con sus deberes cotizadores y comiencen a percibir lo que les corresponde. Es otra visión del ciclo vital, que actualmente deja fuera de circulación a profesionales muy valiosos que simplemente siguen el destino social que han asumido desde niños.

De nuevo, la cuestión tan de moda de los grupos generacionales viene al caso en este tema. Da la impresión de que la generación X, la siguiente que se acerque a la jubilación, contemplará con otros ojos su “etapa dorada”. En primer lugar, porque son muchos y recurrentes los avisos a navegantes: no está claro que el sistema de pensiones aguante, lo cual nos da a los X otro marco de referencia. Por otra parte, la flexibilidad y la conciliación están aquí para quedarse y, tarde o temprano, nos harán salir del rígido esquema del asalariado a 40 horas semanales (:-), fuera del mercado –y a veces del mundo real-. Se vislumbran nuevas formas de trabajo, más abiertas a diferentes tipos de perfiles y experiencias, y centradas en la realización de proyectos concretos y no de contrataciones a largo plazo.

Cuando he comentado este tema con colegas, algunos expresan sus dudas: ¿cómo se gestiona la pensión de un trabajador que sigue en activo? ¿es factible un esquema de este estilo con la legislación actual de trabajadores autónomos? Imagino que llegado el caso habría soluciones legales para estas cuestiones. A mí casi lo que más me preocupa es que las empresas sepan percibir el valor de este tipo de trabajadores, o por lo menos que sepan diagnosticar su valía en las mismas condiciones que el de los demás. Las compañías suelen ser extremadamente conservadoras a la hora de contratar trabajadores fuera del estándar –tiempos parciales, personas de más de 45 años, etc. Éste es el mayor inconveniente para generar un mercado laboral abierto a iniciativas desde los propios profesionales. Una cuestión de futuro.

Comentarios

Senior Manager 20 marzo 2008 - 22:11

Me parece que España y los españoles no estás preparados aún para adoptar un sistema tan abierto como el norteamericano, al menos no en las siguientes dos generaciones. Es posible que en la tercera generación se hayan asentado ya las bases para un cambio como el que predices sucederá en éste país, pero que yo por el contrario opino que aún está lejano.
El problema, ya pasa de estar relacionado a la seguridad social, a las leyes o las empresas y su funcionamiento. El verdadero meollo del asunto es la cultura española, esa que tú, yo y otros tantos millones de españoles tenemos arraigada en nuestra forma de ser desde hace tanto tiempo, esa que no nos permite ponernos a la par de otros países del 1er mundo y que nos mantiene a la cola de la educación en Europa.
Hasta que no demos un vuelco a ésta cultura holgada, paternalista, machista y perjudicial, no podremos entrar a formar parte de las nuevas corrientes laborales ni podremos siquiera pensar en cosas como conciliación laboral ni teletrabajo por mucho que hablemos de ellas y de sus bondades. Porque nosotros hablamos mucho pero a la final no hacemos nada. Aquí seguiremos otros 80 o 100 años más haciendo la siesta, tomando 3 horas para comer, cerrando las tiendas los domingos y pensando que Agosto es sinónimo inequívoco de vacaciones, como que si no se puede salir de vacaciones en cualquier mes del año, sino que se lo pregunten a los norteamericanos.

Intoku 21 marzo 2008 - 16:27

Pues yo creo que antes de 2 generaciones veremos cambios. De hecho, la generación Y está entrando en el mercado laboral y tienen sus vaores muy claros:

primero el tiempo; después el dinero.

JAP 22 marzo 2008 - 11:11

Desde mi punto de vista esta nueva tendencia no sólo calará en la cultura laboral española sino que además no nos va a quedar otra salida. Como bien dice intoku, la generación Y está entrando poco a poco en el mercado y con sus nuevos valores van a contribuir a poner en valor a las generaciones anteriores (más comprometidas y con una gran experiencia acumulada).
En este contexto estas “segundas carreras profesionales” cobrarán cada vez más sentido e importancia, tanto para empleados como para empleadores.

Senior Manager 22 marzo 2008 - 16:44

Si, es cierto… llegará el momento en que las nuevas tendencias tendrán que ser adaptadas. Mi opinión es que no lo veremos hasta pasadas mínimo dos generaciones. El hecho de que unos pocos lo veamos claro no quiere decir que la cultura que prevalece haya cambiado en la población que mueve la economía y que ahora es mayoría en las empresas.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar