27
Nov

Del ‘Homo Economicus’ al ‘Homo Feelgoodonicus’

Escrito el 27 noviembre 2008 por Cristina Simón en La profesión de RRHH

Siguiendo las corrientes de opinión en Internet, me llama la atención una presentación que circula por la red con mucho tirón, llamada Happiness as your Business Model. En ella se propone que estamos mutando del Homo Economicus (predecible, racional, optimizador de su propio interés) al Homo Feelgoodonicus (impredecible, no-racional y en permanente búsqueda de la felicidad). El cambio es drástico, en eso estamos todos de acuerdo. Pero el mundo de los negocios, de pronto, en su afán por reinventarse, nos contempla en otra de nuestras múltiples dimensiones, en este caso la del aspirante a ser feliz.

El cambio de visión me parece muy interesante, y desde luego es otra ‘vuelta de tuerca’ en la evolución que estoy segura experimentará la función de RRHH en las organizaciones. Los análisis realizados desde el mundo del marketing a veces me hacen sentir como una cobaya-consumidora a punto de recibir una dosis de un nuevo tratamiento J, pero puestos a que nos analicen me gusta más que nos vean como lo que somos -como dice aquel, ‘personas humanas’ J. Lo que definitivamente no somos, y nunca hemos sido, es del tipo Economicus. Y cuando pensamos que el mundo de la empresa se ha regido hasta ahora por ese supuesto entendemos muchos de los despropósitos de la gestión de personas y sus consecuencias en términos, precisamente, de ausencia de felicidad.

No sé dónde nos va a conducir esta nueva visión desde el punto de vista del consumidor, pero se pone de moda seguro, porque es sugerente y llama a la revisión de los modelos tradicionales de publicidad y comercialización -que si os habéis fijado ya se han iniciado en estos mensajes.

Aunque es una presentación larga, contiene toda una parte acerca de cuáles son las condiciones que nos hacen felices que -pirámide de Maslow aparte, que aunque siga en vigor ya cansa un poco- deberían guiar la gestión de personas en el futuro. Mis colegas economistas me siguen discutiendo que la gente feliz con su trabajo sea más productiva. Para mí no hay ninguna duda. Lo que sí es cierto es que el homo feelgoodonicus es mucho más difícil de satisfacer que el economicus, así que tenemos un reto importante por delante… pero con mucho por ganar.

 

 

 

Comentarios

Clarissa 19 febrero 2015 - 18:31

Muy importante, esto se basa incluso en principios humanistas.

http://marbellapropertyblog.com/category/marbella-property/

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar