Entradas Etiquetadas con ‘empleabilidad’

15
Jul

¿Sólo eres lo que haces en tu puesto?

Escrito el 15 julio 2011 por Elena Méndez Díaz-Villabella en Desarrollo profesional

¿De qué eres capaz? yo soy financiero, yo soy comercial, yo soy abogado…. muchos definen sus capacidades y habilidades con el título de su puesto o simplemente por su titulación, incapaces de ver e ir más allá…

Muchas personas tienen una idea muy limitada de sus capacidades y las circunscriben a las funciones de su puesto. Sir Ken Robinson, identifica 3 tipos de limitaciones:

1)   La primera es que tenemos una comprensión muy limitada del alcance de nuestras posibilidades.

2)   La segunda limitación está nuestra comprensión de cómo todas nuestras capacidades se relacionan entre sí de forma integral.

3)   La tercera está en nuestra escasa comprensión del potencial que tenemos para crecer y cambiar. Muchas personas no entienden su permanente potencial para renovarse.

Este era el caso de Natalia (nombre ficticio para que ninguna Natalia se sienta aludida) una magnífica jefa de proyectos informáticos con la que trabajé hace ya tiempo para ayudarle a hacer una transición profesional. Llevaba 2 años totalmente atascada, el cambio le estaba resultando imposible. No identificaba que tenía una especial habilidad y experiencia para organizar grandes proyectos y a la vez un excelente equilibrio entre la orientación a los resultados y las personas. Fue fundamental para ella poner en valor sus “competencias transportables” a muchas otras áreas y sectores. Para ella supuso un cambio importante en su propia visión de su empleabilidad  y en su discurso de venta hacia otros.

Para Natalia, lo más importante de este proceso, fue identificar lo que necesitaba y darle valor a todo lo que ella llevaba en su “mochila profesional y personal” y también tener la determinación de pararse para poder liderar su cambio profesional y personal. Mucha gente le decía que lo que ella buscaba era imposible y sin embargo ella nunca dejó de trabajar para que lo imposible sucediera.

Natalia con un gran nivel de disciplina y muy orientada a resultados, encontró un nuevo trabajo en el que ya lleva 3 años: Es responsable de proyectos de mejora interna y cambio cultural en una organización de cultura muy funcionarial, que necesitaba un perfil dinámico y analítico que trabajase por objetivos e indicadores claros, con habilidad para la gestión de conflictos e intereses diversos.

¿Eres consciente de lo que vales y para qué?

16
Jun

¿Eres imprescindible?

Escrito el 16 junio 2011 por Elena Méndez Díaz-Villabella en Desarrollo profesional, Mercado laboral

“He crecido en un mundo en el que la gente hacía lo que le decían, seguía instrucciones, encontraban un empleo, se ganaba la vida y punto. Pero hoy la fábrica se ha desmontando. Si las cosas no te van como esperabas, puede que sea porque las reglas del juego han cambiado y nadie te ha dicho nada”.  Esto es lo que Seth Godin empieza planteando en su provocador libro ¿Eres imprescindible?

Si has estado jugando a este juego, no es raro que ahora estés frustrado. El juego se ha acabado…

Ya no existen empleos maravillosos en los que otros te dicen exactamente lo que tienes que hacer. Nuestro mundo ha dejado de compensar justamente a las personas que hacen de piezas en un engranaje.

Los empleos de bajo riesgo y mucha estabilidad, en los que te dicen exactamente lo que tienes hacer, se han convertido en callejones sin salida llenos de insatisfacción. En este modelo los empleados son piezas de la maquinaria organizativa, en dónde las personas son fácilmente sustituibles y dónde cada vez se les paga menos.

Mucha gente quiere que le digan lo que tiene que hacer, porque tiene miedo a pensar por si mismas. Todos tenemos una vocecita interior que está asustada: es la voz de la resistencia, tu cerebro “lagartija” que no quiere que salgas de la norma por seguridad. Paradójicamente cuanto más te escondes, más te arriesgas.

La alternativa a quedarte con tu miedo, es trazar tu propio itinerario y crear valor a medida que avanzas por él. Es tu oportunidad. No eres una pieza más de una maquinaria, eres ÚNICO, y si tienes algo que decir, dilo ya, valórate a ti mismo y demuéstralo.

“Los ejes”, como así llama Godin a los empleados imprescindibles aportan humanidad, conexión,  son profesionales que vale la pena encontrar y conservar. Son capaces de inventar, conectar, crear, hacer que las cosas pasen.  Los ejes marcan la diferencia.

¿Qué significa marcar la diferencia? Hay empleos que probablemente siempre estarán mal pagados y tendrán alta rotación. Son empleos en los que la asistencia al trabajo es casi lo más importante. Otros empleos, estarán ocupados por gente imprescindible, gente que aporta diferencia desempeñando un trabajo que verdaderamente cuesta obtener.

Los ejes no tienen un mapa o un conjunto de normas. Viven sin mapa y eso requiere una actitud diferente. La actitud es incluso más importante que el trabajo real que crean.

Como dice Godin, si no eres imprescindible, es porque todavía no lo has decidido.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar