Entradas Etiquetadas con ‘management’

6
Jun

Have you got the XX factor?

Escrito el 6 Junio 2013 por Elena Méndez Díaz-Villabella en Desarrollo profesional

cover“The XX Factor: How Working Women are creating a New Society” the controversial and ground-breaking new book by Professor Alison Wolf, claims an elite club of women have more in common with men than their own gender. Wolf suggests that, although some women have become far more equal to men, they are becoming much less equal to each other.

In her book, Wolf argues that there is a new group of women (15%-20%) for whom work is a major part of their identity, self-esteem and even pleasure: “Work is more fun than fun”.  The yearning for a meaningful outlet for their energy beyond domestic life, is what singles out the XX women, Wolf explains.

Alison Wolf highlights 8 ways to spot a “XX women”:

  1. Highly educated women share the work habits and job choices of their male counterparts.
  2. They are more likely to work full-time.
  3. They have less sex.
  4. They have fewer children.  For them, motherhood could be a major aspect of their lives, but not the only one.
  5. They marry someone with the same or very similar level of education and income.
  6. They go back to work soon after having children.
  7. They employ domestic help.
  8. They invest in the education of their children.

“XX women” love their jobs, which form a part of their identity, not just a source of income.

Wolf points out that it is not the gap between women and men that is widening: it is more the gap between highly and lesser educated women.  Wolf´s research shows that while a male graduate earns 45% more than a male non-graduate, female graduates can earn three times more than a woman without further education.

Take a look at the article: “Make Room at the Top” by Lynda Gratton from the Financial Times:

Alison Wolf’s approach through her book will not leave you feeling indifferent!

The new class war is woman vs. woman? The debate is now open

 

28
Ene

¿Es posible una empresa sin jefes?

Escrito el 28 Enero 2013 por Elena Méndez Díaz-Villabella en Gestión Empresarial, Política de RRHH

¿Una empresa donde no hay nadie que gane dinero diciendo lo que hay que hacer? Una empresa donde los propios empleados se autogestionan… ¿es posibe?.

Morning Star es una empresa de California con 400 empleados, fundada en 1970 por Chris Rufer. La empresa factura 700 millones de dólares al año y procesa tomates para elaborar salsa para pasta o pizza, kétchup y otros productos para la industria alimentaria. Es Líder mundial en el mercado de su sector después de 40 años.

Chirs Rufer, ha creado una exitosa compañía, con un modelo rompedor basado en principios de autogestión. En esta compañía los costes tradicionales de gestión tienden a cero para dar rienda suelta al potencial de las personas en las organizaciones, ¿cómo? He aquí Algunas de sus prácticas:

1) La misión es el jefe: Cada persona escribe su misión en un papel. Los empleados redactan sus respectivos acuerdos atendiendo a los 30 procesos que regulan las relaciones entre empleados.

2) Las cuentas claras: Los datos son transparentes y accesibles para todos. La compañía está dividida en 20 unidades de negocio, y cada unidad publica sus cuentas cada 2 semanas a los que los empleados tienen acceso.

3) Todo el mundo puede decidir: Mientras que en los organigramas y jerarquías  tradicionales, sólo hay un número reducido de personas que deciden, aquí la toma de decisiones no se escala y se realiza cerca de la operación.

4) Formación: Se les da a los empleados de todos los niveles herramientas para tomar decisiones de forma ágil y precisa, por ejemplo todos los empleados aprenden conocimientos de análisis financiero . Todo el mundo tiene esta formación, incluso los trabajadores temporales.

5) Cualquiera puede gastar el dinero de la compañía: Cualquier empleado puede comprar directamente lo que necesite para realizar su trabajo. Todo el mundo tiene claro que la compañía tiene que ser rentable y crecer.

6) ¿Cómo gestionan los conflictos? Si hay algún tema en el que no se llega a un acuerdo, los implicados plantean su situación ante un jurado de colegas. Si en éste entorno no se resuelve el conflicto, la situación se remite a la “mesa de consejeros” y finalmente a un delegado.

7) No hay títulos ni promociones ni niveles, porque no hay jerarquía: El principal reconocimiento de los empleados es la satisfacción de conseguir sus objetivos y de aportar a la compañía. Al final del año, cada empleado pasa por un proceso de evaluación por el que sus compañeros evalúan lo que ha conseguido y cómo. Si aportas más, te reconocerán más.

9) Cada uno se pone su sueldo: Cada uno decide la remuneración que cree que le corresponde y la propone a un comité de retribución que la valora. Para decidir el comité recoge información de los logros de cada empleado, resultados económicos y también el resultado del proceso de evaluación de cada empleado. Se trata de que haya la mayor relación entre la aportación realizada y la retribución.

Éstas son algunas de sus prácticas, y como puedes ver, no tener jefes no implica que no haya responsabilidades, control y disciplina. Existe, pero no se impone desde la jerarquía del organigrama, se gestiona entre iguales. Todo el mundo tiene poder y también la responsabilidad de hacer bien su trabajo.

Ampliar la autonomía de los empleados y la confianza que se concede, incrementa el sentido de responsabilidad, la orientación a resultados y la flexibilidad. Libera de las ataduras que genera el control de la jerarquía que matan la iniciativa. Aunque la exigencia del control entre pares, no es menor.

La otra cara de la moneda es que éste es un modelo que exige mucha madurez personal y profesional. Exige saber gestionar la responsabilidad entre iguales, resolver conflictos, automotivarse, y pensar en el beneficio común. Un modelo que sólo funciona si todo el mundo está comprometido y se siente cómodo en un entorno tan abierto y a la vez tan exigente.

¿Qué rotación tiene este modelo?…el 50% de los nuevos empleados no se adaptan y abandonan la compañía antes del año.

… y es que anhelamos la “autogestión”, fantaseamos sobre todo lo que podríamos hacer sin jefes, pero ¿estamos realmente preparados? La autogestión tiene derechos y también responsabilidades.

¿Es la “autogestión” apta para todos los públicos?

10
Abr

¿Eres de la “Generación email”?

Escrito el 10 Abril 2012 por Elena Méndez Díaz-Villabella en Varios

Confieso que me resulta algo antipática la clasificación generacional que utiliza letras, y que siempre me obliga a repasar mentalmente el rango de edades y años, sin darme ninguna pista que me ayude a recordar: Generación X, Y ó Z…

¿Por qué no sustituirla por una nomenclatura que identifique a los grupos generacionales por el tipo de tecnologías que usan?

Esta idea me surgió, cuando en un seminario que impartía sobre cultura 2.0, uno de los directivos manifestó orgulloso: “Pues yo soy Generación email”… ¡Oye! Clarísimo y muy descriptivo. Él era lo que usaba y lo que usaba era el email, nada de letras del abecedario… Bingo ¡la tecnología que usas también te define!

Por ejemplo eres “Generación email”, si no te puedes imaginar tu vida sin él. Tu email es como disco duro sin fondo, donde tu buzón se llena de forma compulsiva como un trastero donde se mezclan mil asuntos profesionales y personales; si a menudo inviertes tiempo limpiando tu buzón o buscando entre la maraña de emails de todo tipo que recibes; si utilizas la función CC ó CCO disparando emails en todas las direcciones como una metralleta; si te identificas con ésto, levanta la mano y di con convicción: “Yo soy Generación email”.

Y por qué no llamar a la “Generación Y” por ejemplo… “Aprendices de Socialmedia” como una generación que combina mejor para sus comunicaciones las redes sociales con el uso del email. Inmigrantes digitales que siguen usando el email, pero le dan la bienvenida a otras formas de comunicarse más 2.0.

…Y a la “Generación Z” podríamos llamarla… “Socialmedia Kings”, Nativos digitales que no usan las redes sociales, ¡viven en las redes sociales! y al mismo tiempo que suben un vídeo a Youtube, hablan con el móvil, le dan al botón “Like” de Facebook… hacen un Check-in en Foursquare y suben una imagen a Pinterest… ¿y el email?… ¡Ah si! Eso que a todas horas usan mis padres…

¿Me ayudas a buscar nombres para cada generación?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar