24
Jul

Las reglas del juego en el mercado laboral

Escrito el 24 julio 2006 por Cristina Simón en Mercado laboral

Nos esperan muchas sorpresas en el mercado de trabajo en los próximos tiempos. Nuevas formas de trabajo surgen en este cambiante mundo de los negocios, casi siempre con la tecnología como facilitador de fondo. Aunque de reciente aparición, la figura del ‘trabajador sin barreras’ (boundaryless worker), aparece con creciente frecuencia entre los profesionales de nuestro país. Es éste un perfil de alta cualificación, no necesariamente con experiencia, y que renuncia a la (aparente) seguridad de un puesto fijo en una compañía para convertirse en un free-lance con la aspiración de trabajar en proyectos por su interés y oportunidades de desarrollo. Podría pensarse a partir de mi definición que estamos hablando del ‘autónomo’ o del consultor free lance, pero el trabajador sin barreras va más allá, es una forma de vida. Estudios americanos muestran que entre la población menor de 40 años los trabajadores con intereses en esta línea ya duplican a los de mayor edad.

No debería sorprendernos, por otra parte, el muy probable auge de este tipo de modelo laboral. Llegado el fin del vínculo de estabilidad que las empresas han ofrecido a lo largo de los años (y que en nuestro país consolidó de hecho el verbo ‘colocarse’ como sinónimo de empezar a trabajar, con todas sus connotaciones de estabilidad –¿a cuántas madres no hemos oído manifestar orgullosas ‘el niño ya se nos ha colocado’?) ¿qué otra cosa puede ofrecer una empresa?

La ley del mercado se impone con crudeza, y mucho me temo que las nuevas generaciones están dispuestas a entrar al juego con sus propias armas…

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar