- Human Resources - https://humanresources.blogs.ie.edu -

El techo de cristal

Elena Mendez

Bueno, en menudo jardín me meto ¿verdad?…

Uno de los argumentos principales que se ha utilizado para explicar que no hubiera más mujeres en los principales puestos, era que no había demasiadas mujeres en las posiciones intermedias, o lo que los anglosajones llaman “el pipeline”. Este embudo parece que se va llenando, por lo que según este razonamiento sería cuestión de tiempo que las mujeres fuesen avanzando.

Sobre el “pipeline” la Academy of Management’s Perspectives ha publicado recientemente un estudio: “The Pipeline to the Top: Women and Men Executives in U.S. Corporations”, en el que presentan un análisis sobre este tema con datos sobre los altos ejecutivos en las firmas del Fortune 1000 de los E.E.U.U.

El estudio ha encontrado que las mujeres ejecutivas son más jóvenes y tienen menos experiencia que sus compañeros, por lo que se puede pensar que las mujeres avanzan más rápido.

Sin embargo los datos del estudio muestran que las mujeres ejecutivas ocupan responsabilidad sobre todo en direcciones de staff: Recursos Humanos, Relaciones públicas, Comunicación…Los puestos directivos con responsabilidad sobre líneas de negocio siguen siendo dominados por los hombres.


En el 2.000, el 50 por ciento de las firmas del Fortune 1000, no tenían ninguna mujer en los puestos más destacados y aquellas que tenían mujeres, solamente eran 1 ó 2 por firma.

Aunque los datos sugieren que se espera ver un aumento lento en el porcentaje de CEOs que serán mujeres en los diez años próximos, según el informe, es probable que % de CEOs mujeres, siga siendo muy bajo, según la evolución de la tendencia quizás un 6% en los próximos 10 años.

Para rematar, en España, según los datos recabados por la Seguridad Social y comentados la semana pasada por el Instituto de la Mujer, la brecha salarial entre hombres y mujeres se consolida en torno a los treinta, en el periodo en el que la mayoría de las mujeres deciden ser madres. Además parece que las jóvenes cualificadas de hoy sufren las mismas diferencias salariales con los hombres, que las nacidas en los sesenta. ¿nos espera realmente un futuro mejor? ¿o simplemente las medidas que se están tomando están totalmente desconectadas de lo que realmente ocurre en la empresa y en la sociedad?

Bueno este es un debate que iniciamos en el Foro de Desarrollo y en el que os esperamos…