- Human Resources - https://humanresources.blogs.ie.edu -

Semanas comprimidas y flexiplanes temporales

Factores como el alto precio de la gasolina o la creciente conciencia medioambiental de los ciudadanos se están concretando en Estados unidos en el incremento de la denominada semana comprimida de trabajo (compressed work week). Este esquema de flexibilidad consiste en concentrar las 40 horas de trabajo en 4 días en lugar de los 5 habituales, para aquellos trabajadores que estén empleados bajo este esquema de control horario. Aunque la oficina de Empleo americana no ofrece estadísticas oficiales de aplicación de este esquema por parte de las empresas, el Families and Work Institute [1] en su análisis del National Study of the Changing Workforce [2]afirma que el 42% de los trabajadores americanos tienen la opción de acogerse a este esquema, al menos durante un cierto tiempo al cabo del año (restando picos de atención al cliente o puntas en los ciclos de negocio). En aquel país debe ser una medida fundamental, a juzgar por lo que me contaba hace unos días una colega que vive en Virginia: muchos vecinos salen de sus casas a las 5 de la mañana para evitar el atasco y aprovechan las 2 horas que les quedan desde que llegan a su destino hasta que comienzan sus jornadas durmiendo en el coche…

De nuevo nos encontramos con esquemas de trabajo poco comunes en nuestra cultura. Evidentemente, no todos los trabajos se prestan a este tipo de flexibilidad, pero sería interesante realizar una revisión de los modelos actuales (o más bien ‘del modelo’) y considerar la apertura -aunque en algunas empresas ya se han tomado iniciativas- del abanico completo de esquemas de trabajo, realizando un equivalente a los flexiplanes de retribución pero en esquemas temporales. Aunque cuente con los inconvenientes propios de cualquier gestión personalizada (fundamentalmente el coste), la tecnología permite actualmente abrir estas alternativas a una masa crítica de trabajadores que lo agradecerán… al igual que el medio ambiente, que esto lo sabemos bien los que nos pasamos más tiempo del debido en los correspondientes atascos.