- Human Resources - https://humanresources.blogs.ie.edu -

Del “worker” al “freworker”

[1]La creatividad surge a menudo de lo espontáneo, en conversaciones no planificadas, alejadas de los rígidos comités. Tú te encuentras con alguien, le preguntas que hace, te sorprendes y pronto te encuentras pensando sobre diferentes posibilidades.

Todo influye en la colaboración y la creatividad de los negocios: los organigramas, los procedimientos… hasta los edificios y lugares en los que trabajamos. Muchas estructuras organizativas ya no sirven, llenas de complejidad y barreras, son un obstáculo que asfixia el desarrollo del negocio.

Muchos expertos apuntan a que la “microgestión” de personas en modelos organizativos en redes más descentralizadas y próximos a las personas, pueden ajustarse mejor a las necesidades actuales, combinando de una forma más fluida, la autonomía con una organización eficiente y también necesaria.

Ya están apareciendo nuevas estructuras y sistemas de trabajo más abierto como el “coworking” que es una forma de trabajar en la que varios profesionales independientes de sectores distintos, comparten un mismo espacio de trabajo donde se fomenta la colaboración, el trabajo en un espacio comunitario multidisciplinario, y el networking. Los centros de “coworking” comenzaron principalmente con profesionales liberales, como diseñadores, programadores, periodistas, pero este concepto lo empiezan a utilizar todo tipo de colectivos.

También se evoluciona del concepto “freelance” más individual y solitario, al concepto “freeworker” como un profesional independiente conectado con redes y grupos de trabajo, que se organiza por proyectos. Se generan cada vez más redes y comunidades de trabajo, en los que el “freeworker” es un profesional que destaca sin complejos su autonomía de trabajo, a la vez que su capacidad de conexión y flexibilidad.

Pienso que los cambios no han hecho más que empezar y en los próximos tiempos asistiremos al desarrollo de modelos de trabajo muy distintos a los que hemos conocido hasta ahora.

Cambios en las relaciones de trabajo y modelos organizativos, que saltarán las barreras profesionales e impactarán en la forma de vida de las personas: cómo ganan dinero, cómo ahorran, cómo se gestionan en la incertidumbre de trabajos temporales o por proyecto, y cómo planifican su futuro. No sólo la forma de trabajar cambiará, también nuestra forma de vivir.

Si le dijeras a tus padres que eres un “freeworker” y que trabajas en un espacio de “coworking”  ¿Que te dirían?  ¿Te animas a hacer la prueba?…

Los tiempos cambian, las organizaciones y el vocabulario… también.